Sergio Ramos y Pilar Rubio, la herencia que dejarán a sus hijos

Sergio Ramos y Pilar Rubio son una de las parejas más estables y respetadas del panorama social en España. Acaban de tener a su cuarto hijo, al que han llamado Máximo Adriano.

El capitán del Real Madrid y la colaboradora de ‘El Hormiguero’ son la viva imagen de la felicidad y son muy queridos por la prensa. Su boda el año pasado fue de las que se recordarán toda la vida y los medios de comunicación agradecieron las facilidades que el matrimonio les brindó para poder cubrir aquel día tan importante sin interferir en su intimidad y en la de sus numerosos y conocidos invitados.

Hace tan solo unos días volvieron a repetir la estampada de familia unida y feliz al salir junto a sus hijos mayores del hospital tras dar la bienvenida al nuevo bebé.

Pero además de mucho amor y salud, Sergio y Pilar son unas máquinas de hacer dinero. Además de la alta ficha que cobra el futbolista convirtiéndole en uno de los deportistas mejor pagados de nuestro país, tiene numerosos contratos de publicidad con diferentes marcas deportivas. Lo mismo sucede con Pilar, que su espectacular físico hace que muchas firmas la quieran en sus filas para promocionar sus productos. Pero no solo de su imagen sacan provecho el matrimonio.

Sergio y Pilar quieren que sus hijos tengan un buen futuro y no dudan en invertir en negocios que nada tienen que ver con el deporte o la publicidad.

Via: diezminutos

Te puede interesar…

Paula Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + 11 =

Next Post

Marta López Álamo, la causante del distanciamiento entre Kiko Matamoros y Anita

Jue Jul 30 , 2020
La operación de vesícula por la que Kiko Matamoros ha tenido que ser intervenido, ha dejado al descubierto (más) detalles secretos de su vida privada. El colaborador de ‘Sálvame’ ha desvelado que su hija, Anita Matamoros, no le ha llamado para preguntarle qué tal ha salido todo: “No tengo relación con ella, ya lo dijo su […]