Rocío Flores exige a la cúpula de Telecinco que no se la mencione en la separación de su padre

Rocío Flores vive sus días más difíciles, después de que Lecturas desvelara que su padre y Olga se separan. Según nuestras fuentes, al dolor de la joven por la terrible noticia se le ha sumado la angustia de sentirse señalada por algunos como cómplice de las presuntas infidelidades de su padre.

Si el detonante de la debacle del matrimonio es la supuesta relación de Marta Riesco con su progenitor, Rocío estaría en una posición muy complicada, dada la amistad tan estrecha que la une a la reportera.

Según hemos sabido, la hija de Rocío Carrasco está hundida. Sabemos que entró en pánico porque no podía soportar la idea de que en las tertulias de los programas se deslizara la idea de que había podido traicionar a Olga y tampoco estaba dispuesta a aguantar las críticas que esta delicada situación le podría acarrear. Su imagen pública está en juego.

Tras conocerse la noticia de la separación, Rocío vio que el cerco se estrechaba y que eran muchas las voces que apuntaban directamente a su compañera de ‘El programa de Ana Rosa’ como una de las causas de la ruptura. Entonces, decidió pedir auxilio a la dirección de la cadena.

rocío flores

Sabemos en exclusiva que, después de que Ana Rosa Quintana confirmara la separación, la joven viajó a Madrid. Necesitaba distanciarse imperiosamente de la peor de las noticias para su familia.

Angustiada, el jueves se reunió con Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset, para pedirle que se la desvinculara de la polémica ruptura en los programas. El entorno laboral de Rocío nos confiesa el motivo de peso por el que suplicó amparo…

Te puede interesar…

Paula Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 4 =

Entrada siguiente

Sara Carbonero: "Dejé de buscar mi nombre en internet por mi salud mental"

Mié Oct 27 , 2021
Habitualmente se asevera que las amistades que más perduran en el tiempo son aquellas que se crean en nuestros primeros años de vida. ¿Qué ocurre entonces con aquellas personas que conoces, por ejemplo, en tu puesto de trabajo o en una época más madura? Esas también existen y, si no, […]