Carlota Corredera, viendo la línea que iba a seguir su alegato, ha querido ser muy clara con su colaborador: «Ahora Alba es tu compañera», una frase directa y con la que deja patente que no va a permitir que ninguno de los dos se pisotee.

Miguel Frigenti ha lamentado en multitud de ocasiones su expulsión y considera que siempre ha ido con la verdad por delante: «Yo creo que es complicado convivir conmigo, he sido muy intenso pero no tengo la maldad de mis compañeros con la casa. He sido muy feliz en la casa. No he seguido ninguna estrategia».