Lydia Lozano se pone a los mandos de ‘Sálvame’ y esta es la reacción de Paz Padilla

Tarde atípica la vivida este jueves en el plató de ‘Sálvame’. Poco después de arrancar, su director, David Valldeperas, anunciaba que la cúpula tenía que ausentarse y que habían decidido que fuese Lydia Lozano quien debía encargase de llevar la batuta hasta las 20.00 horas, cuando el espacio termina y da paso a ‘El precio justo’ de Carlos Sobera. Este le daba la escaleta y unos casos y le indicaba por dónde iban, pero lo cierto es que esta se encontraba despeistada como pocas veces se ha visto en ese escenario. Porque Valldeperas tenía que indicarle hasta dónde estaba ese botón mágico que aprietan para que a los colaboradores les lleguen las indicaciones por el pinganillo.

La cara de Lydia era un poema. Tampoco ayudaban los chascarrillos de Paz Padilla, presentadora de la tarde, que ponían de manifiesto que esta no era su favorita para la tarea que le acababan de encomendar: “¡Ponme a otra! No me dejes a Lydia”. La gaditana, que siempre se ha caracterizado por poner la nota de humor desde que comenzó a ser parte de la familia de ‘Sálvame’, vaticinaba: “¿Me queréis m*atar? ¡Mañana la audiencia por los suelos!”.

Mientras Lozano trataba de imponer su autoridad y mandaba a cada uno a su sitio que guardasen silencio, que no convirtieran el programa en un gallinero donde fuese imposible la comunicación, Valldeperas aumentaba la presión sobre ella: “El tiempo es oro en televisión”. Pero lo cierto es que, detrás de este gesto de David se esconde un mensaje velado muy importante: la dirección de uno de los programas clave en la parrilla de Telecinco, tiene fe ciega en ella y su trabajo. Porque, a pesar de los lapsus que comete de vez en cuando -la última anunciar en directo la muerte de Manzanares cuando hace años que falleció-, tomaban la determinación de dejar en sus manos una tarea de enorme complejidad.

También queda demostrado con ese paso de ausentarse durante una tarde, que confían en todos y cada uno de los profesionales que hacen posible cada tarde, desde hace década y media, que salga adelante este programa de entretenimiento basado en la crónica social. Porque, a pesar de que haya roces de manera recurrente entre ellos, la cantidad de horas que pasan juntos les ha convertido en una especie de familia. Con sus cosas buenas y sus cosas malas.

Los datos no engañan

Lo cierto es que, aunque el miedo de Padilla era el desplome de la audiencia -bien sabemos que lo decía en broma-, ‘Sálvame Naranja’ consecho una cuota de pantalla superior al 18% en la tarde de ayer, aglutinando a casi 1.600.000 espectadores delante de la pantalla. Una cifra prácticamente calcada a la cosechada en la tarde anterior y que, por qué no, podría suponer que, de vez en cuando, Lozano se pase por ese puesto para darle su impronta personal.

Lydia Lozano recibiendo órdenes de David Valldeperas para orientarla en su tarea como directora

Telecinco.

Dispuesta siempre a avanzar en su camino laboral y entusiasta de todo lo que hace, sería un reto que ahora, con las nociones básicas récien aprendidas, bien podría afrontar con garantías. Y sin los traicioneros nervios del principiante.

Paula Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + nueve =

Entrada siguiente

El lapidario mensaje de Kiko Rivera que hace salir corriendo a Anabel Pantoja del plató

Sáb Jun 12 , 2021
Si Kiko Rivera pensaba que la noche en ‘Viernes Deluxe’ iba a ser complicada no iba desencaminado. Sin embargo, estamos seguros de que no se esperaba el motivo por el que finalmente acabó estallando todo en el plató de Telecinco. EL DJ acudía este viernes al programa de Mediaset para abordar el procedimiento […]