La inesperada defensa de Kiko Hernández a Antonio Canales tras su despido de ‘Sálvame’

El despido de Antonio Canales de ‘Sálvame’ ha provocado una oleada de comentarios dentro y fuera de televisión. El inesperado cese del bailarín, al que se le dijo que no se contaba con él en directo, ha provocado una oleada de comentarios en las redes sociales. prueba del interés que ha despertado su marcha es que el nombre del bailarín se convertía en trending topic en Twitter. Este jueves, Carlota Corredera y los colaboradores han hecho balance después de las duras acusaciones del bailarín.

Y es que en su discurso de despedida, el sevillano lanzaba balones fuera y responsabilizaba a la dirección y a los guionistas de hacer un espacio aburrido. «Hay que reinventarse», decía. Asimismo, recordaba que este está siendo el peor verano de ‘Sálvame’ en lo relativo a índices de audiencia. «Sálvame se va a pique«, lanzaba. Poco después abandonaba el plató a gritos y dejando un mal sabor de boca entre sus compañeros, a quienes había aconsejado hacer «autocrítica» para salvar el formato de la catarsis.

«Hay que ser valiente para tirar contra los jefes», admite Kiko Hernández

Este jueves, Kiko Hernández ha dado a conocer la charla que grabó con el artista sevillano fuera de cámaras, minutos después de conocer que ya no contarán más con él como colaborador. En un principio, el madrileño se ha mostrado ofendido por las duras palabras de su excompañero hacia el programa. «Desprestigias a este formato. A mí al principio me invitaron a merendar cuatro tardes. Al principio venía dos tardes, luego tres, luego cuatro, luego cinco… Y me he hecho un profesional de lo mío, que es la televisión, gracias a que un día me invitaron a merendar. Se está diciendo que está feo que te digan en directo que te digan la renovación del contrato no se va a hacer. También está feo que te den una oportunidad y no saber aprovecharla. Y es más, reírte de esa oportunidad. Está feo decir esto es una merienda, me como mi tortilla y se acabó. Igual de feo está una cosa que la otra», decía.

Sin embargo, no todo eran reproches para Canales. Honesto, Kiko Hernandez reconocía en qué parte del discurso de despedida llevaba razón el aludido. «El tono me gusta, es un tono mucho más sosegado. Hay que ser valiente para tirar contra los jefes. Fue valiente», remarcaba. Incluso le reconocía el mérito de haber sido claro al señalar de manera precisa a quién estaban dirigidas sus palabras: «Pensaba que la culpa de todo la tiene dirección y puso nombres y apellidos», remarcaba.

Telecinco

Hernández, que lleva 12 años en el programa, sí ha querido recordar que la televisión es un medio en el que nunca se puede predecir el futuro. «Como dice Jorge Javier, somos titiriteros… Si mañana el público no nos quiere cogemos la maleta y nos vamos». Aunque no ha negado que se hayan podido cometer errores, prefiere quedarse con lo bueno: «Cada vez que hemos ido a un hospital, a un algo… y nos dicen cómo habéis acompañado a esta persona. O nos dicen cómo hemos acompañado durante la pandemia. Hemos hecho muchas cosas mal, pero alguna hemos hecho bien». 

«Qué gran colaborador hemos perdido»

«Puedes comerte la merienda o puedes mojarte en una información… Yo me he llevado más de 50 demandas. Cuando tú aportas o arriesgas, también te pasa esa factura. Y los que hemos apostado hemos pagado esa factura. Lo que no se puede hacer es venir a merendar y que encima te rían la gracia. No podemos decir pobrecito, que lo han despedido», añadía.

«Lo último, en el tema del desgaste. He visto a mucha gente que se arrima y ha salido mal parada de aquí o que no está de acuerdo con los contenidos, como Rosa Benito. Lo bueno de esto es que el final de ‘Sálvame’ no lo decide ni los que están a favor ni los que están en contra. Lo decide la audiencia. Lo decide el mando a distancia. Si nos tenemos que ir, nos iremos. No lo dirán cuatro reventados». Y zanjaba: «Qué gran colaborador hemos perdido porque esta mala leche que ha sacado el último día me hubiera gustado verla más veces».

Telecinco

Corredera, por su parte, comentaba que lo vio «enfadado y contenido», cuando le comunicó la noticia de su despido. «Lo peor que he pasado es decirle a alguien que no debe continuar con su trabajo». También destacaba la labor del amplio equipo que hace posible el programa cada tarde: «Este programa lo hacen 130 personas. Él habla desde el despecho, pero que la gente sepa que antes de la decisión de ayer se le dieron toques de atención y se le dijo que no estaba siendo muy participativo«.

Carlota Corredera: «No hizo autocrítica»

A su juicio, Canales «traspasó alguna línea roja, pero yo fui su saco de boxeo. No iba tanto contra mí como contra otras personas. Lo único que no hizo ayer fue autocrítica». Asimismo, resaltaba: «Me llamó vendedora de humo, soy periodista, soy muchas cosas, pero en el tema de las cifras esto está ahí. Evidentemente, las audiencias están ahí. Nuestro primer verano fue en 2019 y desde entonces no ha habido vacaciones en ‘Sálvame».

«Nadie valora que este programa después de perder a uno de los pilares fundamentales, como era Mila Ximénez, nunca paró. Este programa sigue adelante… Pido respeto al equipo que está aquí. Porque de este programa comemos muchas personas», añadía. «Llevamos muchos años, no tenemos vacaciones. ¿Este programa se está desgastando? Vamos a hacer autocrítica». Por último, lanzaba un zasca en todo regla contra Antonio Canales: «La tarde en la que coincidí con él estuvo enviando mensajes al ex novio de José Antonio Avilés para quedar con él. Yo a él no le vi sufrir ni le vi pasarlo mal. Hay gente a la que se le ve el interés».

Te puede interesar…

Paula Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + seis =

Entrada siguiente

Makoke regresa al universo 'Sálvame' con mensaje para Kiko Matamoros: "Ha sido mi familia"

Vie Ago 20 , 2021
Makoke ha vuelto hoy al plató de ‘Sálvame’ pero como comensal de ‘La última cena’. La madre de Anita Matamoros no ha ocultado su nerviosismo después de tanto tiempo sin pisar este escenario, en el que ha pasado momentos buenos pero también otros de muchísima tensión y en el que tanto […]