jueves, octubre 24, 2019
Home > Noticias > La experienca más dura de la hermana Marta López Álamo

La experienca más dura de la hermana Marta López Álamo

El relato de Marta López Álamo, actual pareja de Kiko Matamoros, sobre la anorexia nerviosa que padeció durante 4 largos años en su adolescencia nos sobrecogió a todos. La joven modelo hizo su confesión más dura en un vídeo que tenía la finalidad de ser inspirador para los y las que sufren un trastorno obsesivo con su propio cuerpo. Una etapa durísima que superó como una campeona gracias a su fuerza voluntad y el trabajo profesional de médicos, nutricionistas y psiquiatras, pero también por su familia, quien viviera esta etapa de forma muy angustiosa.

La propia Marta confesó que su trastorno la acabó alejando de quienes más la querían, su hermana, su madre o sus amigas. Su hermana Rosa, que también es influencer y una abanderada de la vida sana en Instagram, ha relatado como vivió esa durísima etapa para su familia que casi acaba con la vida de su hermana.

«La experiencia que más me ha marcado fueron los años en los que mi hermana sufrió anorexia», ha confesado Rosa López durante una ronda de preguntas y respuestas en sus stories de Instagram. La cuñada de Kiko Matamoros se dedica al mundo del fitness y se gana la vida mostrando su estilo de vida saludable en la red social y, además, participa en competiciones deportivas. Rosa, que fue una de las personas que más sufrió con el trastorno de Marta, tal y como la propia Marta confesó en su momento, ha relatado que es «una experiencia que no le desea a nadie», pero que a pesar de su dureza le supuso un gran aprendizaje.

«Me obsesioné con mi hermana», confesó Marta en su vídeo más duro, «ella (Rosa) se sacrificó por mí. Con el tiempo me confesó que casi acabó con un trastorno alimenticio. La obligaba a que se hiciera unos espaguetis con nata y yo comía súper poco. Ella comía muchísimo para que yo comiera un poco. Se sacrificó mucho por mí con solo 10 u 11 años».

Rosa fue clave en la recuperación de su hermana Marta, y esto dice mucho de la unión que las dos tienen a día de hoy, con todo eso ya muy atrás. «Sé al 100% que hoy no sería quién soy ni tendría la personalidad que tengo si no hubiera vivido eso», ha contado Rosa. Y es que bien es cierto que lo que no mata te hace más fuerte y estas vivencias hicieron irrompibles a las Álamo.

Fuente: Lecturas

Te puede interesar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + 13 =