A pesar de estar lejos del plató, Anabel Pantoja ha vivido una de sus tardes más delicadas en ‘Sálvame’. El equipo del programa emitía unas imágenes que hacían estallar en lágrimas a Belén Esteban. Un vídeo en el que el canario aparecía en actitud cariñosa con unas jóvenes que podrían poner jaque su matrimonio.

La reacción de Anabel Pantoja no se hacía esperar. Era Belén Esteban quien se ponía en contacto con su amiga y admitía haberla notado «tranquila» ya que tal y como le contó la sobrina de Isabel Pantoja ella estaba junto a su recién estrenado marido esa noche: «Estaban en una zona de Canarias donde hay muchas discotecas (…) Omar le dice que va a ver a sus amigos y amigas de Pozo Izquierdo, que están en la discoteca de al lado», concluía.

En medio de esta nueva polémica que señala a Anabel Pantoja, la joven ha seguido con su actividad habitual en redes sociales. La influencer ponía rumbo a Madrid para atender una serie de compromisos profesionales, tiempo que aprovechó para disfrutar de una divertida velada con amigos entre los que se encontraba Susana Molina o Marta Rimbau. Sin duda, la mejor medicina para olvidarse, al menos durante unas horas, de esos rumores de infidelidad por parte de Omar cuando están a punto de celebrar su primer mes como marido y mujer.

Anabel Pantoja

Anabel Pantoja hizo un paréntesis en su labor como colaboradora de ‘Salvame’ semanas antes de su boda y, por el momento, no tiene fecha de regreso. Con la luna de miel todavía en el horizonte, será el próximo mes de noviembre cuando la joven acompañe a su chico hasta Francia donde Omar Sánchez participará en un campeonato de Windsurf. La sevillana sigue su camino lejos de Cantora y prefiere mantener silencio para evitar un nuevo enfrentamiento con su primo, Kiko Rivera.