El comentario de Carmen Borrego que indigna a Kiko Hernández y le provoca «asco» y «vergüenza»

El pasado jueves, Carmen Borrego y Kiko Hernández dejaron de lado sus rencillas para concursar juntos en ‘La última cena’. Al menos, lo intentaron. Porque poco duró la tregua entre ambos colaboradores. La hija de María Teresa Campos y su colega debían aunar sus fuerzas para preparar un plato a la altura del concurso, pero detrás de los fogones saltaron las chispas.

El madrileño no paraba de soltarle pullas a «Potota», como llama a la malagueña en tono sarcástico. Ella aguantó estoicamente cada uno de sus comentarios. Todo cambió cuando a Carmen se le cayó un plato de cristal al suelo. Un descuido que Kiko le recriminaba con un «eres gilipollas, es que eres imbécil» que acabó colmando la paciencia de la aludida. «A mí no me vuelvas a insultar o me largo. ¡Ahí os quedáis! Todo el día insultando ¿Por qué me tiene que insultar constantemente?», se quejaba, y abandonaba el plató, cansada de los ataques. «Me estás insultando desde ayer, que me largo!».

Kiko Hernández, sobre un comentario de Carmen: «Qué vergüenza, qué asco»

Pero aún habría más. Durante la pausa publicitaria, Carmen Borrego lograba calmarse y regresaba al plató, dispuesta a continuar con la faena en la cocina. Dispuesta a no entrar en guerras a pesar de los zascas de Kiko, llegó a bromear con el resto del equipo sobre las veces que este se ha reído de su papada. Hasta hizo un chiste sobre su rostro que desvelaría en riguroso directo Alonso Caparrós. 

«Estoy harta de mi papada y prefiero irme de mamada que de papada», había dicho Carmen Borrego fuera de cámaras. Su comentario provocó las risas de la presentadora, Paz Padilla, y los colaboradores invitados: Chabelita, Alba Carrillo, Lucía Pariente, Cristina Cifuentes, Lydia Lozano… Todos se rieron. Menos Kiko. No le hizo gracia alguna lo que había dicho su compañera. Una vez más, le echaba en cara su actitud:
«Qué cosa más ordinaria», le espetaba. «De verdad qué asco. Una Campos a las doce de la noche diciendo que le gustan las mamadas. Vas a ser el titular de las noches de hoy. Qué vergüenza, qué asco», insistía.

Telecinco

Finalmente, la pareja televisiva sobrevivió a sí misma y superó la difícil prueba de concursar juntos en ‘La última cena’. Los dos se pidieron disculpas mutuamente y se fundieron en un sincero abrazo. Carmen Borrego demostró con creces su saber estar y dejó claro que no desea entrar en batallas con Kiko Hernández. Así lo confesaría horas después de concluir el certamen: «Me gusta estar de buen rollo. Espero que lo de ayer sirva para cambiar el tono y la imagen de la verdadera Carmen. Hay gente que no me conoce de nada. He pasado una mala racha que la tengo superada y espero que todo vaya a mejor. Ya sabemos cómo es Kiko. Ayer me pidió perdón y yo cuando perdono, perdono de verdad».

«Me defino como una persona divertida y cariñosa», dice Carmen Borrego

«Carmen Borrego es una persona nada victimista, nada negativa. Me defino como una persona divertida y cariñosa», concluía. Fin a la guerra, pues, a pesar de sus últimos rifirrafes en directo.

Paula Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − tres =

Entrada siguiente

La última jugada de Antonio David para vengar su despido fulminante de Mediaset

Vie Jul 30 , 2021
Antonio David Flores ha roto su silencio tras especularse con su posible vuelta a la televisión. Lo ha hecho en declaraciones a nuestros compañeros del diario La Razón y no ha dejado lugar a la duda sobre sus inminentes planes de futuro. Uno de ellos lo tiene claro: el modo […]