Horas antes de su incorporación a ‘Sálvame’, Kiko Hernández organizaba en su casa un almuerzo con Rocío Carrasco y Fidel Albiac. El colaborador se encontraba, cara a cara, con la hija de Rocío Jurado y su marido y la ‘culpable’ no era otra que Belén Rodríguez. Tal y como cuenta Jorge Javier en su blog de ‘Lecturas’, Belén se ha instalado en casa de Kiko Hernández para recuperarse de su lesión en la pierna.

“Hoy va Rociíto a almorzar a casa de Kiko”, escribe Jorge Javier en su blog de ‘Lecturas’. El presentador narra el almuerzo que ha unido a Kiko Hernández con Rocío Carrasco y Fidel Albiac. “Belén, hazte una foto con ella para mi blog”. “Es que me da vergüenza”, me contesta”. Belén Rodríguez se encuentra instalada en casa del colaborador y, claro, sus amigos más cercanos no han dudado en acercarse para ver cómo se encuentra y darle ánimos.

“Al final me echo la siesta y cuando me despierto Rocío y Fidel ya se han ido de casa de Kiko”, relata Jorge Javier en su última columna. “Y Belén no se ha atrevido a pedirles la foto. Ten amigas para esto”. Poco después, el presentador sacaba el tema en directo en ‘Sálvame’ con Kiko Hernández presente. Sin querer dar detalle alguno de lo ocurrido dentro de su casa, el colaborador reconocía que así había sido, que Rocío y Fidel habían estado almorzando con ellos en casa.

Antonio David, en el punto de mira

Todo esto ocurría mientras Antonio David y Olga Moreno continuan en el punto de mira. El excolaborador y la ganadora de ‘Supervivientes’ mantienen un revelador silencio después de que ‘Lecturas’ publicase en exclusiva la noticia de su separación. Esta semana, además, hemos podido conocer los últimos movimientos del ex guardia civil para tratar de esquivar la cárcel con sus hijos Rocío y David como protagonistas.