Por fin! El clan Pantoja ya puede respirar con tranquilidad. Doña Ana, madre de Isabel Pantoja, ha recibido por sorpresa el alta hospitalaria y ya se encuentra en Cantora arropada por sus hijos. La matriarca de la familia, a pesar de las últimas informaciones que han ido corriendo como la pólvora sobre su crítico estado de salud, parece que ya lleva tres días en casa recuperándose de todas y cada una de sus dolencias por las que ha estado durante los últimos días en observación.

De esta manera se confirma que doña Ana está fuera de peligro y que, a pesar de haber estado aislada de sus hijos durante días, ya puede recuperar el tiempo perdido junto a ellos. Isabel Pantoja, por su parte, vuelve a recuperar la sonrisa y está en paz y feliz de tener a su madre de vuelta en casa.

Además, ya se ha conocido uno de los motivos por los que doña Ana ingresó de manera inesperada en el hospital de Puerto Real: «Al experimentar una mejoría, creo que el problema se debía a unos contratiempos respiratorios, los médicos estimaron que se podía marchar a casa«, ha confesado una fuente cercana de Isabel Pantoja a La Razón.

Hace apenas unos días, Kiko Rivera rompía su silencio en redes sociales al no saber absolutamente nada del estado en el que se encontraba su abuela. Al no mantener ningún tipo de contacto ni con Isabel Pantoja ni con su tío, el Dj se encontraba en un limbo y la idea de no saber de doña Ana se le hacía insoportable. Pero ya no hay nada por lo que preocuparse, la madre de la tonadillera es una persona muy fuerte y ha plantado cara a todas las dificultades que se le han puesto por delante.

Anabel Pantoja, a menos de una semana de su boda con Omar Sánchez en La Graciosa, se encontraba en un sinvivir al no saber lo que estaba ocurriendo con su abuela y el sentimiento de angustia crecía por momentos. La colaboradora de Sálvame siente especial devoción por doña Ana y, aunque las circunstancias actuales impiden que asista a la ceremonia, no hay duda de que va a estar muy presente en este gran evento familiar.