Anabel Pantoja rompe en llanto en el estreno de su documental: “No estoy aquí por mi apellido

Miércoles 11 de agosto de 2021. ‘Sálvame’ estrena ‘Anabel, al desnudo’, el documental basado en la vida de una de sus colaboradoras estrella: Anabel Pantoja. Un especial que La Fábrica de la Tele ha ofrecido a la audiencia recorriendo los principales puntos de interés de su biografía, y que han hecho que sus nervios aflorasen en directo.

«Antes no tenía miedo de nada, pero tenía mucho respeto al programa. Ahora me siento en la primera fila. Aquí te tienes que buscar la vida, hacer un programa y entretener a la gente cinco horas. No estoy haciendo un premio Noel ni un Master, pero estoy sacando una sonrisa a la gente en estos tiempos tan malos que estamos viviendo. Pienso que soy tal cual. Habrá gente que no le guste», confesaba minutos antes del estreno.

«Estoy aquí por mi familia»

«Hay muchos compañeros que no son primeras espadas… No estoy aquí por mi apellido. Estoy aquí por mi familia. Habéis descubierto esa Anabel que se la comía el mundo. Aquí no pretendo ser la mejor amiga de nadie…. Tengo miedo a meter la pata», añadía.

«El documental no es un homenaje», aclaraba Carlota Corredera. Por su parte, Rafa Mora se encargaba de recordar que no entiende el interés que despierta su compañera, a la que considera poco interesante como colaboradora. «Tiene interés cero, pero está aquí por su familia», decía. «Esta chica sin su familia… no haría tele».

Las palabras del valenciano han emocionado a la sevillana. Rota en llanto, ha lamentado las críticas de su compañero. La presentadora le ha recordado que su prolongada baja no sentó bien a sus colegas. «Cuando te rompes el peroné y hacías las conexiones en directo coincidía con ‘La herencia envenenada». La aludida respondía: «Yo recuerdo que me pedían entrar porque era un tema de actualidad. Yo no quería hablar, pero a mí ellos no me decían habla de tu tía, de las veces que come, o de las veces que se pelean. Me han dicho que llegue hasta donde llegue».

«No quiero peleas, sobre todo hoy. Quiero tener un buen semblante y disfrutar. Los directores me regañaron un poco porque me veían alocada, de mal semblante… Tenía una época mala. Todo el mundo tiene derecho a cometer un error y equivocarse. Creo que he llegado conseguir llegar a dar un 60, un 70%, porque al 100% no está nadie», explicaba la sobrina de Isabel Pantoja.

«No tengo que pedir el pan»

Intentando controlar las lágrimas, defendía con uñas y dientes su trabajo en ‘Sálvame’. «Si no estoy aquí por mi familia y si no fuera por ellos no estaría aquí. De estar ahí a pedir pan… Mi madre, Mercedes García Bernal me ha dado los mismos valores para salir adelante. Yo era recepcionista. Cuando me quedé en el paro mi tía me dio la oportunidad de acompañarla y trabajar de maquilladora. Y Kiko me dio la oportunidad de defenderlo en el plató. Yo tengo dos manos para trabajar y no tengo que pedir el pan… Hay gente que sí tiene que pedir el pan».

Una vez emitido su documental, Anabel ha logrado calmarse y hacer balance del especial. «Es verdad que hay errores que cometo en directo. Un psicólogo dice que puedo ser mi propia enemiga… Hay cosas en las que me he sorprendido Muchísimo, pero no soy Kim Kardashian. ¡Ojalá tuviera su imperio!», decía. Sobre su enorme parecido con su tía, sentenciaba: «Ella está aparte, está en otro nivel, es artista y pertenece a otro campo. Obviamente me parezco mucho a mí tía. Yo estoy todo el día enfocándome y contando mi vida. Si mi tía estuviera haciéndolo tendría millones de seguidores».

«Quiero estar en Canarias y llevar una vida tranquila»

«Cuando veo a profesionales hablando de mí, tengo que dar las gracias al programa porque esto me va a servir para bien. Me he sentido identificada en muchísimas cosas. La psicóloga ha dado en todas. Esto para mí es un trabajo, pero es uno más. Yo tengo mi objetivo en otra parte y tengo mi plan B para cuando esto no exista», añadía.

Por último, no dudaba en reconocer que es muy consciente del privilegio que tiene al tener un trabajo en ‘Sálvame’. «A mí me gusta lo que hago, colaborar, dar momentos bonitos, pero no quiero ser presentadora. Yo quiero estar en Canarias y llevar una vida tranquila. Sé que tengo que esforzarme más». Respecto a las veces que sus compañeros la han calificado como una «vaga» ha señalado: «Es verdad que soy relajada en el trabajo. Hablo cuando tengo que hablar y me callo cuando me tengo que callar. No soy inteligente ni lista, pero no soy tonta».

Paula Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + cuatro =

Entrada siguiente

Diego Matamoros sorprende con su cambio de look más radical tras su ruptura con Carla Barber

Jue Ago 12 , 2021
Diego Matamoros ha cumplido a rajatabla eso de que un gran cambio de vida va acompañado de un gran cambio de look. El hijo de Kiko Matamoros está en una etapa de reflexión, de valorar todo lo que le rodea, de centrarse en sí mismo. Desde que rompió con Carla Barber son varias las […]