Ana Soria, en shock: se filtra el mensaje que pone en peligro su relación con Enrique Ponce

Enrique Ponce todavía no ha firmado el divorcio con Paloma Cuevas y su relación con Ana Soria pende de un hilo. Según los rumores que han surgido en las últimas horas, la pareja parece no pasar por su mejor momento después del mensaje que se ha filtrado. Estamos todos en shock…

Ha costado meses hasta que Ana Soria y Enrique Ponce decidieran poner rumbo a su relación. Que el torero y Paloma Cuevas anunciaran su divorcio, después de más de 20 años juntos, provocó un auténtico shock en la opinión pública y como no, en el mundo rosa. Comenzó entonces una auténtica avalancha campal para averiguar cuáles fueron los motivos reales por los que el matrimonio decidió poner punto y final a tantos años.

Para muchos, la pareja que Enrique Ponce y la empresaria formaban, era un ejemplo a seguir, pero como en la vida, en el amor las cosas también cambian. Ahora el torero disfruta feliz de la vida al lado de Ana Soria, una mujer más de veinte años más joven con él, quién se encuentra cursando, todavía, estudios en la universidad. Como era de esperar, que se hiciera público que esta relación comenzara unos meses antes de que Ponce confirmara su divorcio, provocó muchos quebraderos de cabeza a la pareja. Las críticas no cesaban y los rumores, tampoco. Hoy, tras unos meses de tranquilidad, la pareja podría estar atravesando por un momento delicado, después de filtrarse un mensaje que estamos seguros no habrá gustado nada al torero.

A prueba de fuego. Así es como algunos definen la pareja formada por Enrique Ponce y Ana Soria. Ni los rumores de infidelidad, ni las críticas por la tan elevada diferencia de edad que ambos se llevan, ni las críticas por publicar su amor en las redes sociales, ha evitado que la pareja diera pasos agigantados en su relación. Tras el gran lio montado en la televisión una vez se hiciera oficial el divorcio del torero con Paloma Cuevas, la pareja decidió que lo mejor para que su vida avanzara sin fisuras de por medio, era vivir juntos. Fueron tales sus ganas que la joven pidió traslado en la universidad algo que como era de esperar, se convirtió en noticia.

Lo peor de todo esto es que cada movimiento y cada decisión tomada por la joven es motivo de noticia, y ya está harta. Un sentimiento que no solo nota ella, sino toda su familia. Precisamente ha sido su padre, quien ha intentado mantenerse al margen de todo esto, el que se ha mostrado enfadado con la situación por la que atraviesa su niña. Por eso, no le ha importado confesar que odia que Ana sea la tercera en discordia en la relación fallida entre Enrique y Paloma. “No me gusta”, ha explicado en más de una ocasión. Un mensaje que no ha hecho más que acrecentar el ego de Paloma Cuevas, su papel ante los medios de comunicación se ha transformado mucho en las últimas semanas.

paloma cuevas

Ha sido, sin duda, uno de los veranos más duros para la empresaria. Su separación de Enrique Ponce se hizo pública a principios del mes de julio y, desde entonces, el torero no ha parado de dejarse ver en compañía de su nueva pareja. Según el círculo más íntimo de Paloma Cuevas, esta sobrexposición que mostraba el padre de sus hijas no le hacía ninguna gracia y llegó a estar muy afectada por cómo estaban yendo las cosas. A ella le hubiera gustado que su divorcio se hubiera llevado con mucha más discreción, sobre todo por las niñas que tienen en común.

Paloma decidió así retirarse un tiempo de la opinión pública para pensar y reponerse. Necesitaba tranquilidad para resurgir de sus cenizas, y por fin lo ha conseguido. Cuevas ha vuelto a sonreír tras unos meses muy duros en los que solo lloraba, y está decidida a pasar página, pero antes tiene que cortar lazos con Enrique Ponce, aunque no parece que él esté por la labor…

La separación del torero y la empresaria ha dado pie a numerosas especulaciones y rumores. En un principio se comentó que podrían existir algunas diferencias entre ellos a la hora de pactar las condiciones, aunque más tarde su círculo íntimo desmintió estas informaciones y se aseguró que habían llegado a un acuerdo satisfactorio para ambas partes. Incluso se vendió que Enrique Paloma mantenían un trato cordial y que el divorcio se llevaría a cabo por las buenas. Sin embargo, ya han pasado cuatro meses desde que se hizo público que habían puesto fin a su relación y, a ojos de la ley, siguen siendo marido y mujer. Es Ponce el que se está retrasando en escribir su firma en esos documentos, y Cuevas está empezando a impacientarse…

Era todo un enigma pero se ha conocido el por qué. La única razón por la que Ponce todavía no ha sellado el divorcio es que no ha tenido tiempo. “Se están diciendo muchas tonterías sobre esto. Enrique firmará, no tiene ninguna duda de nada”, asegura alguien muy cercano al círculo íntimo del torero. Por lo visto, su apretada agenda y sus recientes problemas de salud a consecuencia de la hernia están retrasando el esperado momento, pero esta no parece una buena excusa para Paloma Cuevas, que por lo visto ha empezado a cabrearse.

Fuente: cotilleo

Te puede interesar…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 1 =